Casi todos los trabajos en los que participa PIP incluyen orientación, capacitación y desarrollo de competencias. Queremos que nuestro cliente y nuestro propio personal crezcan y se desarrollen al máximo nivel posible.

Nos concentramos en desarrollar las competencias a través de distintos enfoques:

Capacitación en el lugar de trabajo

Trabajamos individualmente para identificar y resolver los problemas críticos del personal y de la organización. Al hacerlo, los capacitamos en nuestros planteamientos y metodologías, fortaleciendo sus destrezas y confianza para que los puedan transmitir a otros.  

Capacitación en un salón de cursos

Empleamos sesiones más formales en un salón de cursos para difundir ampliamente nuestras metodologías y paquetes de herramientas según sea necesario. Con más de 600 herramientas y materiales de capacitación, podemos personalizar programas formales de capacitación que aborden las necesidades específicas del personal y la organización. Todos nuestros cursos de capacitación requieren una gran participación, y proporcionan ejercicios prácticos en el trabajo para que los participantes puedan comenzar a aplicar lo que aprendieron en el salón de clases a su función.

Escuche sobre las experiencias de uno de nuestros clientes 

Modelos de conducta y capacitación

Los participantes aplican día tras día en su lugar de trabajo las metodologías y herramientas aprendidas durante el curso. . Un Entrenador de Negocios de PIP actuará como modelo de conducta, entrenador y apoyo mientras dominan las destrezas.

La capacidad de generar resultados es la prueba de dominio de la competencia

Desarrollar competencias implica más que sólo capacitar. Le damos seguimiento y medimos la demostración de competencia de las personas en el trabajo, apoyándoles a “cablear” la mejora continua del desempeño. Esto sólo se puede dar cuando las personas tienen las destrezas y herramientas correctas, y cuando sus objetivos están alineados con la estrategia de su organización