Paradas planificadas

Las paradas planificadas, además de su costo directo, tienen un alto costo de oportunidad por las pérdidas de producción que conllevan. Por su experiencia en optimizar estas paradas, PIP puede ayudarle a reducir significativamente estos costos.

Las paradas planificadas ejecutadas deficientemente afectan negativamente la estabilidad operacional y la duración de la campaña operativa, pudiendo además incrementar significativamente el riesgo de accidentes.   Nuestra experiencia con clientes industriales ha demostrado que si se ataca rigurosamente los factores clave que afectan al desempeño en una parada, se pueden conseguir grandes reducciones en su duración y costo.  La mayoría de lo necesario para optimizar las paradas puede implementarse rápidamente, y perfeccionarse a lo largo de sucesivas paradas.  El enfoque de PIP para conseguirlo incide en cuatro palancas clave:1. Reducir la frecuencia de las paradas planificadas.  A menudo, el mayor ahorro se consigue simplemente reduciendo esta frecuencia.  La experiencia de PIP introduciendo rigor en el proceso a menudo se traduce en reducciones de frecuencia de parada de entre 30-40%2. Reducir la duración de la ruta crítica de las paradas planificadas. La segunda palanca clave para mejorar el rendimiento de ejecución es la reducción de la duración de la ruta crítica. Para ello, aplicamos la Metodología de Reducción de Ruta Crítica de PIP (basada en principios Lean), que a menudo consigue reducciones entre 25-35% en la duración de dicha ruta. 3. Mejorar el “cableado” de la parada. Esta palanca consiste en trabajar junto a nuestros clientes en implantar procesos estrictos y bien organizados de seguimiento, reporte y alineación para que sus paradas estén bien planificadas y se gestionen activa y disciplinadamente en plazo, presupuesto y estándares estrictos de calidad y seguridad.   Establecer un “cableado” organizacional efectivo para paradas planificadas incluye trabajar, entre otras cosas, en lo siguiente:

  • Planificación y definición de procesos de paradas.
  • Responsabilidades, roles e indicadores clave de desempeño (KPIs).
  • Sistema de seguimiento y reporte.
  • Procesos de escalamiento y  herramientas sencillas de toma de decisiones.
  • Recopilación y procesamiento de datos.

Establecer estos procesos asegura que las mejoras obtenidas en las paradas sean sostenibles, y que el proceso admita aún más mejoras en el futuro.4. Reducir los costos directos de las paradas planificadas.   De acuerdo a la experiencia de PIP, hay dos métodos primarios para reducir los costos directos de las paradas.En primer lugar, reduciendo el número y  frecuencia de las reparaciones de equipos a los que se da mantenimiento en la parada (por ejemplo, eliminando actividades innecesarias, como se comentó anteriormente)Y en segundo lugar, recortando el gasto  en servicios externos, incluida mano de obra y equipos, lo que implica a su vez::

  • Reducir el número de horas de contratistas durante la parada, acortando su ruta crítica, capacitando a supervisores, y gestionando con disciplina a los contratistas. 
  • Reducir y “gestionar” los precios unitarios de los propios contratistas: Por ejemplo, consolidando proveedores, o analizando en detalle sus costos y márgenes.  PIP también se focaliza considerablemente en los incentivos para asegurar que los intereses del contratista se encuentren alineados con los de nuestro cliente.

Our People